El diseño gráfico: reglas (semánticas) del juego interpretativo

Existen reglas semánticas que generan los mensajes de diseño. Estas reglas deben se explicas a través de un método de interpretación. Se denominan variables a las unidades lingüísticas con las que trabaja el diseñador. El diseñador opta por interpretar algunas veces palabras individuales, y en otras opta por grupos de palabras.

 

Partiendo de la hipótesis de que todo proceso de diseño gráfico se inicia con una demanda compuesta de enunciados lingüísticos, se propone una serie de ejercicios tomados de diversa bibliografía sobre el tema para intentar el control de los procesos interpretativos realizados por los grupos de diseñadores. Es así como a los diferentes grupos se les pidió una interpretación gráfica del enunciado: Yo soy Juan y soy trabajador de la construcción.

 

A todos los participantes se les solicitó trabajar en un formato restringido y utilizar todos los recursos gráficos posibles de manera que su solución lograr expresar con claridad el enunciado lingüísticamente. Los participantes trabajaron libremente de manera individual.

 

La constante aparición de algunos elementos en las soluciones lleva a pensar que existen ciertas reglas interpretativas que generan las propuestas de diseño. Primero están las interpretaciones sinecdóquicas, de las cuales hay dos, que consisten en representar un todo por una parte, o un parte por un todo. En el primer caso, la relación entre “construcción” y “construcción de ladrillos”, es una relación entre un todo conceptual y un miembro de ese todo que lo representa. En el segundo caso, se tiene la relación entre un todo material (construcción hecha de ladrillos) y una parte material (los ladrillos) que representan a ese todo. A estos dos procedimientos interpretativos se les llama sinécdoques conceptuales y sinécdoques materiales. Cabe decir que el proceso de interpretación sinecdóquica es espontáneo y forma parte del repertorio básico de recursos interpretativos de los diseñadores gráficos.

 

Existe una tendencia generalizada a procesar los contenidos semánticos de sustantivos abstractos y concretos por medio de sinécdoques. También la sinécdoque se ha considerado una manera general y espontánea de procesamiento cognitivo. También la sinécdoque implica una forma de comprensión, ya que muchas partes de un todo material pueden representarlo adecuando o enfocando un contenido semántico específico.

 

Después tenemos las interpretaciones metonímicas. Cuando se añade un elemento a la interpretación sinecdóquica de los “ladrillos”, siendo este elemento un “casco” como los que se usan en la construcción. La selección de este elemento para representar al trabajador de la construcción proviene de un proceso interpretativo cercano a la sinécdoque llamada metonimia. Éste se describe como una de las variantes del cambio de significado que se da por contigüidad de sentidos y que surge entre palabras ya relacionadas entre sí. Como proceso interpretativo-cognitivo, la metonimia, el diseñador gráfico “interpreta la metonimia” de una palabra, grupo de palabras o incluso de un enunciado completo.

Posteriormente tenemos las interpretaciones metafóricas. El origen de la metáfora es una intersección semántica entre dos términos, como en el ejemplo entre trabajador de la construcción y hormigas. El diseño gráfico puede ser interpretado en términos generales como íntimamente ligado a los procesos de interpretación metafóricos. El diseño gráfico se relaciona necesariamente con los procesos de mataforización, dado que todo diseño se origina en la interpretación o transferencia de enunciados lingüísticos en enunciados gráficos.

 

Se ve que en las descripciones desarrolladas en gran parte de los textos que tratan sobre los fenómenos relacionados con elementos del diseño (como la letra, el trazo, la composición, el color y las texturas), es necesario el recurso de la descripción metafórica.

 

Describir una letra como “pesada”, “agresiva”, “libre”; una composición como “estable”, “dinámica”, “desequilibrada”; una relación entre colores como “violenta”, “amable”, “tierna”, etc., es la única manera de describir estos elementos gráficos.

A  manera de conclusión personal, se puede decir que el diseñador gráfico tiene ante sí diversas realidades del entorno que tiene que interpretar para poder desempeñar su labor. En la lectura se expresan diferentes métodos o formas de interpretación (sinecdóquica, metonímica y metafórica), siendo todas relevantes para la tarea de interpretación que tenga que hacer el diseñador gráfico.

 

En lo que es la tarea de interpretación por parte del diseñador gráfico existe una serie de reglas que determinan la forma en que se va a realizar dicha interpretación, tomando en cuenta si se trata de palabras individuales o bien conjuntos de palabras.

 

Es destacable como en la lectura se muestra de manera gráfica cómo una misma frase puede ser interpretada de diferentes maneras, según el método que se aplique. Fue con la frase Yo soy Juan y soy trabajador de la construcción como se pudo verificar esto.

 

Las reglas de interpretación de los tres métodos vistos a través de la lectura son de mucha utilidad para que los diseñadores gráficos puedan llevar a cabo las descripciones de gran parte de los textos que tratan sobre los fenómenos relacionados con elementos del diseño, como los tipos de letra, los trazos, la composición, los colores y otros elementos más. 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: